Tiramisú de jengibre y limón
01/09/2013
Confit de conejo con sanfaina y maíz tostado
01/09/2013

INGREDIENTES

  • 1 melón Galia (de los amarillos redondos) de entre 1,5 y 2 kilos
  • 1 rodaja de sandía grande limpia de pepitas
  • 1 kiwi verde
  • 1 kiwi amarillo
  • 1 nectarina (puedes sustituirlo por melocotón u otra fruta del mismo estilo)

ELABORACIÓN

  • Corta el melón por la mitad. Puedes hacerlo con un simple corte y darle esa forma de dientes de sierra. Para hacerlo de esta forma solo tienen que ir introduciendo un cuchillo pequeño y realizar el dibujo.
  • Cuando lo tengas abierto por la mitad quítale las pepitas y con la ayuda de un vaciador de melón ve sacando todas las bolas que puedas. Cuando ya no salgan más bolas sigue vaciando el melón con el mismo aparato (o una cuchara) y aparta.
  • Coge la rodaja de sandía y saca también bolas usando el vaciador. Cuando ya no salgan más bolas coge un cuchillo y termina de cortar lo que queda de sandía a trozos. Reserva.
  • Pela los dos kiwis (el verde y el amarillo) con cuidado de no perder mucha fruta. Córtalos en rodajas y si tienes cortadores metálicos para galletas aprovecha y dale forma a las rodajas de kiwi. Reserva.
  • Pela la nectarina y dale varios cortes para separar la carne de la fruta del hueso (que es bastante grande y duro). Luego corta a cuadraditos los trozos de nectarina.
  • Vamos a rellenar el melón. Lo primero que metemos en las dos mitades de melón son los recortes más feos de todas las frutas y luego vamos finalizando con las rodajas (con o sin formas), las bolitas y los taquitos de fruta repartiendo bien todo para que quede lo más bonito posible. Y listo, fuera de la cocina y a comer.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: