Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Tartaletas de frutas y merengue
05/07/2013
Escabeche de atún
05/07/2013

INGREDIENTES

  • 1 pulpo de 2 kg.
  • 3 cebollas
  • 2 patatas medianas
  • 4 dientes de ajo
  • ½ cucharada de pimentón de la Vera
  • Pinchos para brochetas
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva

brochetas encebollas de pulpo

ELABORACIÓN

  • Primeramente ponemos en una cazuela las patatas a cocer.
  • Cocemos el pulpo: calentamos en una cazuela alta con agua (no añadir sal ni ningún condimento). Cuando el agua esta hirviendo, se le coge al pulpo por la cabeza y se le mete todo lo que se pueda  e inmediatamente se le saca (esto se llama darle un susto). Se espera a que el agua vuelva a hervir y se le vuelve a meter e inmediatamente se le saca. Se le dan tres sustos y la cuarta vez que se le mete, ya se queda en la cazuela durante 30 minutos, si pesa mas de 2,5 kg y 35 minutos si pesa más (no importa cuanto). Se le deja destapado. Cuando termine el tiempo se le tapa y se le deja otros 30 minutos en la cazuela.
  • Se corta la cebolla en aros muy finos. Se pone una sartén con aceite y se pone la cebolla en la sartén con el aceite casi frío. El fuego se le queda bajo. Cuando la cebolla este blanda y ligeramente dorada se le da el punto de sal.
  • Preparamos la salsa: doramos los ajos lentamente, añadimos el pimentón y ya tenemos la ajada.
  • Cuando las patatas estén bien cocidas, las trituramos con la misma cantidad de líquido que las patatas (1/2 del agua de su cocción y ½ de cocer el pulpo). Después de trituradas añadimos la ajada.
  • Montamos la brocheta. Partimos el pulpo en pequeños trozos y les ponemos en la brocheta.
  • Para terminar, ponemos una pequeña cantidad de cebolla en el fondo de un plato, encima ponemos la brocheta y salseamos con la salsa.
NOTAS SOBRE EL PULPO
  • Para calentar el pulpo se calienta en el  mismo agua en el que ha cocido.
  • Si antes de “asustarlo” se le mete en agua fría para lavarlo, al cocer, se puede quedar sin piel.
  • El pulpo al cocer reduce la mitad en su tamaño.
  • Se conserva  siempre en el agua de su cocción.
  • Generalmente el pulpo que se compra ha estado ya congelado, así que es conveniente cocinarlo antes de volverlo a congelar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: