timbal salmón ahumado
Timbal de salmón ahumado relleno
04/11/2015
marmitako atún fresco
Marmitako de atún fresco
04/11/2015
perrunillas almendra

INGREDIENTES

  • ½ kilo de harina de fuerza, o repostería
  • ¼ de kilo, de manteca de cerdo
  • ¼ de kilo, de azúcar
  • 4 huevos grandes, frescos
  • 50 g de almendra molida, en polvo
  • 50 g de azúcar glacé
  • Una copita de anís seco
  • Una cucharadita de canela, molida, en polvo
  • La ralladura de un limón (solo la parte externa, o amarilla)
  • Almendras crudas

ELABORACIÓN DE PERRUNILLAS DE ALMENDRA

  • En primer lugar, separaremos la clara, de la yema de dos de los huevos, y reservaremos la clara aparte.
  • Cascamos el resto de los huevos y junto con las otras dos yemas separadas, vertemos en un bol.
  • Ahora, añadimos la manteca derretida, la copita de anís, la canela, la ralladura de limón, y el azúcar. Con ayuda de batidora de varillas, eléctrica, batimos profusamente hasta obtener una mezcla homogénea.
  • A partir de aquí, amasando de forma manual, si no se dispone de amasadora, o sobre mesa de trabajo, iremos implementando, poco a poco la harina, tamizándola al mismo tiempo, hasta que se nos forme una masa semi durita.
  • Una vez bien amasada, la ponemos en el recipiente otra vez, y lo tapamos, sellándolo con papel film, o paño limpio de cocina. Dejaremos reposar en ambiente cálido, aproximadamente, una hora.
  • Transcurrido el tiempo, vertemos el contenido del bol, sobre mesa de trabajo, o mármol y manualmente la trabajamos un poco más. Seguidamente, con ayuda de rodillo, la extendemos sobre mesa de trabajo ligeramente enharinada, hasta dejarla de un grosor de unos dos centímetros, aproximadamente.
  • Con ayuda de algún tipo de molde cortapastas, vamos extrayendo formas y, con las manos ligeramente humedecidas con agua, formamos bolitas. Una vez todas las bolitas formadas, simplemente con la mano, las aplastamos ligeramente.
  • En un recipiente, o bol, aparte, batimos la clara, o claras reservadas, y con ellas y la ayuda de un pincel de cocina, procedemos a pintarlas, procurando reservar un poco de clara batida, y en la que introduciremos, removiendo bien, a fin de que se impregnen ligeramente, las almendras crudas enteras, que reservaremos aparte.
  • En otro recipiente, mezclamos el azúcar glacé y la almendra molida. Con esta mezcla, espolvorearemos las galletas, inmediatamente después de haberlas pintado, y seguidamente iremos clavando en las distintas bolitas ligeramente aplastadas, las almendras bañadas en la clara de huevo.
  • Con ayuda de espátula repostera para despegarlas de la mesa de trabajo, las vamos depositando sobre bandeja refractaria, ligeramente untada en manteca, y a continuación, las llevamos al horno, precalentado a 150ºC.
  • Dejaremos cocer y hornear, lentamente, hasta que adquieran un bello tono doradito, y retiraremos.
  • Si aunque estén muy calientes, conseguimos que se salve alguna, las dispondremos sobre bandeja de servicio.
  • Y si mientras se enfrían, todavía queda alguna, serviremos el resto de lo que quede, a modo de postre, acompañándolas junto con algún licor dulce, o vinos de tipo moscatel, fondillón, o mistela.
NOTA
  • La masa debe de quedarnos semi dura, pero varios son los factores que pueden influir en el resultado final.
  • En primer lugar, es importante que los huevos sean grandes, debiéndose de calcular el peso total de la medida dada, si se van a utilizar huevos de calibre inferior.
  • La harina debe de ser de fuerza, o especial para repostería, de lo contrario, la textura final será más dura y apelmazada.
  • A la hora de amasar, se debe de hacer enérgica, y profusamente, durante todo el tiempo que haga falta, a fin de que todos los componentes se integren y amalgamen entre sí, correctamente.
  • Si al amasar, observamos que nos queda excesivamente blanda, podemos añadir, muy poco a poco, un poquito más de harina. Y si por el contrario, nos quedara demasiado dura, podemos añadir un poco de agua, muy ligeramente entibiada.
  • El motivo de pintar las galletas de clara de huevo, además de ser la responsable del bello color final, sirve para fijar y pegar el azúcar y la almendra molida a la propia galleta, Y lo mismo pasa con las almendras enteras, porque de lo contrario, no quedarían fijadas y se nos desprenderían.

 

Receta enviada por seguidores / amigos de la web elbullirdeagus.com y el grupo de cocina de Facebook elbullirdeagus.com

Mejor receta del día 3 – 11 – 15 del concurso del grupo de cocina de Facebook elbullirdeagus.com

31 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: