Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Crema de whisky
21/06/2013
Día 8: Post régimen sírope de arce
21/06/2013

Cuando llega la época estival, y la buena temperatura, nuestro cuerpo no nos demanda tanta ingesta calórica, pero lo cierto, que a pesar de comer menos, también solemos ingerir ciertos alimentos, que no nos aportan nada, es decir, la calidad de lo que ingerimos también es inferior. Por ello, hoy hablaremos de unos consejos, para que la alimentación durante este verano siga siendo de buena calidad y no acabemos con unos kilos de más, tras haber ingerido, calorías que solo nos engordan y no hacen ningún beneficio a nuestra salud:

1. Comidas entre horas: Para llevar una dieta sana y equilibrada es importante incluir una media mañana y una merienda en nuestro menú diario. Lo ideal sería que eligiéramos una pieza de fruta o algo de fiambre bajo en grasa. Evitaremos el picoteo y las visitas innecesarias al “chiringuito”, lo cual también nos vendrá bien a la hora de ahorrar. Si ingerimos alimentos saciantes, cuando llegue la hora de la comida o la cena, no tendremos tanto apetito.

2. Tapeo: Durante las visitas a las terrazas lo recomendable es que pidamos una cerveza o un tinto de verano que es una fuente de hidratos de carbono (glúcidos), y que elijamos raciones de contenido proteico como ibéricos, marisco, pescado, boquerones en vinagre, sepia a la plancha o pulpo a la gallega. Es importante evitar el pan, la mayonesa y los fritos.

3. Comidas principales: El desayuno puede ser completo (cereales, fruta y leche). Si hemos hecho una media mañana, llegaremos con menos apetito a la comida. Lo aconsejable sería empezar con una buena ensalada y alguna ración de contenido proteico, lo cual ayuda a saciarnos y de esta manera cuando lleguemos a los segundos y a los postres tendremos muy poco apetito y será más fácil tomar una cantidad moderada. La cena es imprescindible hacerla ligera, por ejemplo, un gazpacho fresquito además de refrescante, es muy nutritivo.

4. Bebidas: la cerveza suele ser la reina por excelencia en verano, las versiones light o cero alcohol suelen tener un 30-40% menos de kcal, entre una cerveza y otra podemos incluir alguna de estas opciones, o un refresco cero (aunque no conviene abusar de ellos). Al volver de las vacaciones el resultado será notable.

5. Helados: Lo ideal es que sean caseros. Es importante que sean naturales y, a ser posibles, sin azúcares añadidos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: