Tallarines con salsa de setas al Jerez
19/05/2014
Leikaj
19/05/2014

               Cuando vi este concurso en la Cocina de Camilni…»El dulce de tu niñez», tuve que pensar mucho en cual sería mi postre de la infancia, si he de decir la verdad, no lo había pensado nunca como tal y se me vino a la mente, el arroz con leche, los flanes de mi madre, pero me parecían muy normales para un concurso y al final recordé este postre que es muy sencillo de preparary muy económico en la época en la que estamos de crisis. Y es un postre que al final recuerdo con nostalgía de mi época infantil, cuando iba a casa de una prima de mi madre en Sevilla, imagino que como eso lo tomaba allí, le veía como algo super especial y sabroso y siempre lo he tenido en mi pensamiento, como algo original.

INGREDIENTES

  • Galletas María
  • 1 sobre de preparado de flan
  • ½ l de leche
  • Huevos
  • Aceite
  • Chocolate
  • Nata montada

Surprise's María

ELABORACIÓN DE SURPRISE’S MARÍA

  • Se cogen galletas maría y se ponen sobre una bandeja unas al lado de otras con una cierta separación y se reserva.
  • En un cazo seco, se echa el sobre de preparado de flan y se va echando la leche poco a poco, mientras removemos para que se disuelva y evitar grumos. Se pone al fuego, medio y sin dejar de remover, se espera a que llegue a ebullición.
  • Cuando empieze a hervir, se retira y se deja enfríar unos minutos, para que consiga cierta textura. Con la ayuda de un cazo pequeño, se va echando por encima de cada galleta, un poco de la crema de flan. Se pone una galleta cubriendo cada una de las otras galletas, quedando pequeños sandwiches y se dejan enfríar.
  • Cuando esté ya totalmente cuajado y frío (3 – 4 horas fuera del frigorífico), en un plato se cascan 2 huevos, se baten y se van sumergiendo las galletas con delicadeza, dándolas la vuelta con cuidado para que quede bien impregnada por todos los lados bien del huevo (mejor hacerlas de una en una o cuanto menos que no se toquen en el plato).
  • En una sartén se pone aceite (de girasol o especial para freír) y cuando coja temperatura, se van introduciendo las galletas con cuidado de que no se toquen entre ellas (3 o 4 por tanda de freiduría, como máximo). Se las da la vuelta y se sacan a una bandeja donde habremos puesto papel de cocina absorbente, para quitar el exceso de grasa.
  • Se espolvorea de forma inmediata con canela y azúcar moreno, para que en caliente se derrita y se absorba por parte del rebozo.
  • Yo la acompaño con una crema de chocolate con adornos plateados y dorados de azúcar y nata montada, con las cuales poderlas acompañar, o con cualquier otro tipo de salsa que nos guste. Deliciosa tanto para pequeños como para mayores. Postre que nos llevará a la nostalgía infantil, aunque a nuestra edad puse en el plato a “Peppa pig” para que nos vigile las que comemos, por el exceso calórico.

6 Comments

  1. La cocina de Camilni dice:

    Mil gracias por participar Agustín, la verdad es que esas galletas también nos la hacía nuestra madre y qué ricas ¿verdad?.
    Anotada queda la participación, muchaaa suerteeeee y gracccciiiiaaassss!!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: