Conejo a la andaluza
Conejo a la andaluza
28/11/2016
Pastel de espinacas
Pastel de espinacas, champiñón y gambas
29/11/2016

INGREDIENTES

  • Para la masa:
    • 750 g de harina de fuerza
    • 40 g de levadura fresca
    • 10 g de sal
    • 250 ml de agua
    • 15 cucharadas de aceite del sofrito
    • Un huevo para pincelar la masa
  • Para el relleno:
    • 250 g de carne de cerdo picada
    • 250 g de carne de vacuno picada
    • 1 pimiento rojo pequeño, cortado en cubitos
    • 4 cebollas medianas, picadas
    • 1 diente de ajo
    • 1/2 taza de salsa de tomate
    • 1 cucharadita de comino
    • 1 cucharadita de chile rojo picado
    • 1/8 cucharadita de pimienta roja molida
    • 1 1/2 tazas de queso cheddar rallado
    • 1 lata de frijoles negros, escurridos
    • 1/4 taza de cilantro fresco picado

ELABORACIÓN DE EMPANADA MEXICANA

  • Primero haremos el relleno, para ello cocina la carne de cerdo y vacuno en una sartén a fuego medio-alto hasta que esté bien dorada, revolviendo con frecuencia. Agrega el pimiento rojo cortado en cubitos, la cebolla y el ajo y cocina hasta que estén tiernos. Agrega los frijoles negros, el queso, la salsa de tomate, el comino, el chile en polvo. la pimienta roja y el cilantro. Mezclamos bien. Reduce el fuego a mínimo. Cocina por 5 minutos. Retira la sartén del fuego.
  • Pasamos a preparar la masa de la misma, la cual prepararemos sobre una superficie amplia y plana, para poder trabajarla bien y dejarla bien estirada antes de rellenarla.
  • Vamos a echar la harina de fuerza en nuestra superficie de trabajo y hacemos un agujero en el centro de la misma. En un recipiente con el agua templada disolvemos la levadura fresca, hasta que nos quede totalmente diluida, y tras dejarla reposar un par de minutos la vertemos en el agujero que habíamos hecho en la harina, y comenzaremos a mezclarlo todo lo mejor posible, con las manos mejor, para amasar bien todo y que se vayan integrando los ingredientes. Nos ira quedando una mezcla poco homogénea, pero no te preocupes que es normal.
  • Cuando se haya mezclado toda la harina agregamos la cantidad de aceite indicada del sofrito, que ya deberá estar más frio, y la sal, y volvemos a amasar con paciencia y con intensidad, para que al final nos quede una masa bien homogénea, que sea de textura “chiclosa”, pero que no se nos quede pegada en las manos, para lo que hay que ir trabajándola bien y de forma constante. Si vemos que no acaba de estar así, podemos agregar un poco más de harina, pero con cuidado de no pasarnos ya que podríamos estropear la textura de la masa.
  • Al acabar de tener la masa tal y como queremos, la colocamos sobre un recipiente, que habremos engrasado antes con un poco de aceite, y tapamos la masa con un trapo húmedo, y dejamos reposar sobre una hora en un lugar fresco, para que la levadura haga su efecto y la masa aumente su tamaño de forma considerable.
  • Pasado este tiempo cogemos la bola de masa y la amasamos un poco más durante unos minutos, después la dividimos en dos partes iguales, una para la parte inferior y otra para la superior de la empanada. Comenzamos estirando una de ellas, con un rodillo de cocina, hasta dejarla con el grosor adecuado y bien estirada, dándole forma circular o rectangular, como prefieras. Colocamos la masa ya estirada sobre una bandeja de horno, que previamente engrasaremos con un poco de mantequilla o margarina y le espolvoreamos un poco de harina, para que no se pegue.
  • Una vez la tengamos bien extendida por la bandeja del horno vertemos el relleno sobre la misma y lo repartimos bien, dejando los bordes libres para poder doblarlos después sobre la parte superior. Repetimos el mismo proceso con la otra bola de masa, la estiramos bien y la colocamos sobre el relleno, bien centradita, y entonces doblamos los bordes de la masa de abajo, de forma que quede la empanada bien cerrada por todos lados. Hacemos unos pinchazos por la parte superior para que no se hinche al hornearse y pintamos con yema de huevo la parte superior de la empanada, para que se dore bien.
  • Ponemos el horno a precalentar a 180ºC, con el reparto de aire activado, y cuando alcance esa temperatura metemos la bandeja con la empanada y la horneamos unos 35 o 40 minutos aproximadamente, hasta que la empanada quede bien doradita por fuera, con cuidado que no se nos queme. Una vez tenga ese color deseado la sacamos y ya la tendríamos lista para servir, lo que podemos hacer en caliente recién hecha o bien reservarla hasta la hora de comer y tomarla templada o calentarla de forma individual.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: