Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Paté de mejillones y aguacate
11/12/2013
«Modesto caviar» de verduras con anchoas en salazón
11/12/2013

INGREDIENTES

  • 1 pularda de 3 o 4 Kg
  • 1 cebolla
  • 3 zanahorias
  • 3 puerros
  • 3 dientes de ajo
  • 1 ramo de perejil
  • 50 g de manteca de cerdo
  • 1 manzana
  • 2 vasos de vino oloroso
  • Para el relleno
    • 250 g de carne picada (50% cerdo/vaca)
    • 100 g de hígado de pato
    • 2 botes de castañas en almíbar
    • 50 g de orejones
    • 100 g de rebozuelos (o un bote desecados)
  • Para el puré
    • 1 bolsa de puré de patatas
    • 50 g de avellanas tostadas
    • 50 g de mantequilla
    • 50 g de queso Parmesano recién rallado
    • 1 limón (la ralladura de la piel)

ELABORACIÓN

  • Todo se puede preparar el día anterior. Hacemos un majado con los ajos, perejil, sal y manteca de cerdo, con el que adobamos la pularda el día anterior. Le pinchamos uno de los vasitos de oloroso por la carne, sobre todo la pechuga.
  • El puré se puede hacer tambien el dia anterior. Hacemos un puré de patatas tradicional, aunque más bien espeso. Picamos las avellanas en la picadora y las añadimos al puré, igual que el queso, las limaduras de piel de limón y el queso. Debe removerse bien para ligarlo bien. Incluso podemos gratinarlo y recalentar al día siguiente.
  • Para el relleno ponemos en un bol la carne picada, el foie, las castañas (lavadas), los orejones partidos, y las setas rehidratadas. Amasamos bien la farsa y con ella rellenamos la cavidad del animalito (conviene coser la piel para retener el relleno).
  • En una rustidera honda , ponemos la cebolla, los puerros y las zanahorias en picado finito, salpimentamos, rociamos con un vaso de oloroso y otro de fino y colocamos encima el ave, con las pechugas hacia abajo , o sea, metida en la que será futura salsa.
  • Se hornea por la mañana a 170ºC; durante hora y media y se deja reposar hasta enfriar. A la hora de la cena , se le da la vuelta y se vuelve a calentar a 200ºC. y lo mantenemos hasta que esté dorado, rociando de vez en cuando con la salsa . Se puede servir trinchado o llevarlo entero a la mesa que resulta más bonito, pero siempre bien caliente.

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: