Pimientos rellenos de perdiz escabechada

Pechuga de pato con glaseado de miel
27/11/2013
Arroz con leche gratinado para diabéticos
27/11/2013

INGREDIENTES

  • 1 lata de pimientos del piquillo asados a la leña
  • Para la bechamel de perdiz escabechada
    • 50 g de aceite de oliva virgen extra
    • 50 g de mantequilla
    • ½ cebolleta fresca
    • 90 g de harina
    • 300 g de leche
    • 50 g del caldo de escabechar
    • 125 g de migas de perdiz escabechada
    • Una pizca de pimienta
    • Sal
  • Para rebozar los pimientos
    • Harina
    • Huevo
    • Aceite de oliva virgen extra
  • Para la salsa
    • 2 cucharas soperas de aceite de oliva virgen extra
    • 1 cebolla
    • ½ diente de ajo
    • 1 zanahoria
    • 1 tomate maduro
    • Sal
    • Pimienta
    • 100 g de brandy
    • ½ vaso de agua

ELABORACIÓN

  • La bechamel de perdiz escabechada
    • Picar el relleno en trocitos muy pequeños.
    • Poner en una sartén el aceite y la mantequilla. Cuando estén calientes, echar la cebolla muy picadita y pocharla. Echar la harina y remover con unas varillas hasta que se dore ligeramente. Este paso es quizás el más importante, para que no sepan a harina cruda.
    • Añadir la leche, el caldo, el relleno y no dejar de remover con las varillas. Trabajar la masa a fuego suave durante al menos 10 minutos. Cuando empiece a hervir, retirarlo del fuego. Tiene que quedar una masa bastante densa. Dejar templar.
  • La salsa
    • Poner en un cazo el aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente echar la cebolla troceada y el ajo, y dejar pochar unos minutos. Añadir el tomate, y pasados un par de minutos, la zanahoria. Salpimentar.
    • Añadir el brandy, y dejar un minuto que se evapore el alcohol. Echar el agua, y dejar cocer unos 15 minutos.
    • Pasar la salsa por un pasapurés o con la batidora. Colarla con un chino, y ponerla nuevamente en el fuego durante unos minutos. Probar y rectificar si hace falta. Reservar.
  • Los pimientos
    • Abrir la lata, escurrir el caldo, y secar bien los pimientos.
    • Poner la bechamel de perdiz en una manga pastelera. Coger el pimiento entre las manos, y rellenarlo con la bechamel. Si no tienes manga lo puedes hacer con una cuchara. Pasarlos por harina, por huevo batido y freírlos en abundante aceite de oliva virgen extra.
    • Servir calientes acompañados de la salsa.

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: