Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Magdalenas sin huevo
10/07/2013
Jamoncitos de pollo rebozados en almendra
10/07/2013

INGREDIENTES

  • 100 gramos de harina de trigo
  • 40 gramos de cacao en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de bicarbonato sódico (si se usa yogur)
  • Dos cucharadas de maicena
  • 57 gramos de azúcar
  • 10 gramos de levadura química (o de repostería)
  • 150 ml de lácteo
  • 3 cucharadas soperas de aceite de girasol
  • Un plátano de entre 80 y 100 gramos
  • Para la cobertura
    • 40 gramos de azúcar glass
    • 2 cucharillas de agua
    • Una pizquita de colorante amarillo para paella
    • 6 bombones

ELABORACIÓN

  • Primero precalentar el horno a 200 ºC.
  • Empezamos mezclando la harina, el cacao, la sal, el bicarbonato (si se usa yogur), el azúcar, la maicena y la levadura en un bol. Sobre esta mezcla echaremos el plátano cortado en trocitos finos. Revolveremos con la cuchara los pedacitos de plátano para que se empapen bien de la mezcla de harina.
  • En un vaso de medidas, echamos los 150 ml de lácteo y las cucharadas de aceite.
  • Hacemos un hueco en el centro de los ingredientes sólidos y vertemos los ingredientes líquidos en él. Luego batimos la mezcla a mano (nunca con batidora). Los ingredientes tienen que ligarse y quedar una pasta cremosa. Esta masa la echamos sobre el molde de muffins. Si hemos colocado los papeles de magdalena sobre el molde, se vierte directamente sobre los papeles. Si queremos echar la masa directamente sobre el molde, hay que engrasarlos un poco o se pegarán. En cualquier caso, metemos el molde en el horno, 20 minutos a 200 ºC.
DECORACIÓN
  • Para el glaseado, vertemos los 40 gramos de azúcar glass en un recipiente y echamos las dos cucharillas de agua. El glaseado tiene que quedar de una textura más viscosa que la miel, que se pegue al dorso de la cuchara al levantarla, con lo que conviene ir echando el agua poco a poco, gota a gota si hace falta, y mezclando en todo momento el agua con el azúcar. Luego le echamos un poquito de colorante de paella, para que coja tono amarillo.
  • Con la cucharilla vertemos un pegote de glaseado sobre cada muffin. Sobre este pegote, colocamos uno de los bombones y apretamos un poco, para que quede bien pegado y no se mueva si el glaseado chorrea un poco.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: