Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Bolitas de coco
21/01/2014
Cerdo al curry (Birmania)
21/01/2014

INGREDIENTES

  • Alubias blancas
  • 1 cebolla
  • 1 chorizo
  • Jamón serrano
  • 1 morcilla
  • Tomates choriceros en aceite (optativo)
  • Vino blanco
  • Aceite
  • Pimienta
  • Semillas de comino
  • Sal

IMG-20131127-WA0016

ELABORACIÓN

  • Se dejan toda la noche las alubias en remojo (o un minimo de 12 horas).
  • Se pica finamente la cebolla y se sofrie en una cazuela con aceite de oliva y se añaden los pimientos choriceros troceados, cuando empieza a coger color se echa el vino blanco y se deja evaporar un poco el alcohol. Se echa agua fría lo justo para que cubra las alubias que echaremos inmediatamente que teniamos a remojo, escurridas.
  • En cuanto empieze a hervir, hay que «asustar» a las alubias, interrumpiendo la ebullición con un chorro de agua fría, esto lo haremos en 3 ocasiones, cada vez que comience la ebullición.
  • En este momento pondremos el chorizo y el jamón (se puede poner el chorizo y el trozo de jamón enteros o ya troceados).
  • Se añade la sal, la pimienta en grano y las semillas de comino (esto último a parte del sabor característico que da, viene muy bien para los gases que pueden producir las «pieles» de las alubias).
  • Llegado este punto, hay que tomar la decisión de hacerlo tradicionalmente en la olla tapada a fuego lento (cerca de 2 horas) o en la olla expres (15 – 20 minutos) desde que empieze a pitar.
  • Cuando las alubias estén hechas, si es en olla tradicional, se echa la morcilla entera y se deja cocer durante 5 – 8 minutos a fuego moderado para que no se deshaga y si es en olla expres, se despresuriza, se quita la tapa con cuidado y se deja cocer la morcilla 5 -8 minutos de la misma manera a fuego lento.
  • Se saca la morcilla, el chorizo y el jamón si no han sido troceados antes, y se trocea o hace rodajas, dependiendo del caso y se echa en la cazuela o se reparte en los diferentes platos o cuencos donde se haya repartido o servido la fabada.
  • Servir caliente.
  • También se puede servir con carne cocida en la misma fabada (es otra opción, los ingredientes cárnicos pueden variar, dependiendo de lo que se tenga).

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: