Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Sorbete de pera
01/10/2013
Lomo al caramelo
01/10/2013

INGREDIENTES

  • 150 g de pasta (la que prefieras)
  • 50 g de queso curado
  • 50 g de cebolla
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 lata de atún en aceite de unos 80 g
  • 6-8 tomatitos cherry o un tomate grande de ensalada
  • 8-10 aceitunas rellenas de anchoa
  • 3 cucharadas de maíz dulce
  • Aceite de Oliva
  • Vinagre de Estragón
  • Sal y Oregano

ELABORACIÓN

  • En el tiempo que se calienta el agua y se cuece la pasta te da tiempo más que de sobra para preparar el resto de ingredientes de la ensalada. Así que coge un litro y medio de agua y ponlo a calentar en una cacerola.
  • Mientras pela la zanahoria y con un pelador de verduras saca tiras largas. Ponla en una fuente lo suficientemente grande para recoger todos los ingredientes grande.
  • Pela la cebolla y coge un trozo de unos 5o gramos. Pícalo finito, la cebolla aporta textura y le da mucho contraste a la ensalada. Añádela a la fuente.
  • Coge los tomates y córtalos a la mitad (si son tomatitos cherry) o en trozos más pequeños si usas un tomate grande. En este último caso te recomiendo que le quites la piel antes de cortarlo, resultará una ensalada mucho más agradable.  Añade el tomate a la fuente.
  • Coge el queso,  haz taquitos pequeños y échalos en la fuente.
  • El agua debe estar hirviendo así que añade una cucharada pequeña de sal y la pasta. Deja al fuego hasta que la pasta esté en su punto (en mi caso en 8 minutos).
  • Mientras terminamos con los demás ingredientes de la ensalada. Abre la lata de atún, si el aceite es de oliva y de calidad lo usaremos, si no es así escurrimos la lata y desechamos el aceite. Añade a la fuente el atún y el aceite. Si hemos decidido desechar el aceite de la lata añadiremos dos cucharadas de aceite de oliva.
  • Cuando la pasta esté en su punto escúrrela y métela bajo el grifo para detener la cocción y enfriarla. Si vas a comerte la ensalada inmediatamente añade unos cubitos de hielo al escurridor para que se enfríe un poco la pasta y deja que se derritan. Si la vas a comer más tarde bastará con meter la ensalada en el frigorífico una vez terminada.
  • Echa la pasta bien escurrida (es muy importante que no quede agua) en la fuente. Incorpora los ingredientes que nos faltan (el maíz y las aceitunas) y mezcla todo bien.
  • Aliña con vinagre de estragón (ideal para ensaladas frescas) o el que prefieras (uno de vino tinto por ejemplo) y un poco de orégano seco (como media cucharadita pequeña). Mezcla bien y si puedes meter la ensalada un par de horas en el frigorífico mucho mejor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: