Besugo Bella Easo
02/12/2013
Canutillos de jamón con paté
02/12/2013

INGREDIENTES

  • 800 g de mejillones con concha
  • 2 calabacines hermosos
  • Agua
  • Laurel
  • Sal
  • Unos granos de pimienta negra
  • Un chorro de vino blanco
  • Para la salsa
    • 200 g de tomate frito casero
    • 1 cebolla pequeña
    • 2 cucharadas de aceite de oliva
    • Un poco de pimienta molida
    • 2 cucharadas soperas de brandy
    • 1 cucharada pequeña de harina
    • 100 g de agua de cocer los mejillones

ELABORACIÓN

  • Limpiar bien de barbas y de impurezas los mejillones.
  • Poner en una cacerola ancha, y ocupando un tercio de su capacidad, el agua, el laurel, la pimienta, la sal, y el vino a fuego fuerte. Cuando hierva el agua, echarlos y dejarlos cocer unos 5 minutos hasta que se abran. Reservar. Cuando estén templados sacarlos de su concha y guardar un poco del agua de la cocción.
  • Para hacer el tomate frito casero, abrir un bote de tomate triturado y ponerlo a freír en una sartén con una cucharadita de sal, aceite y un par de cucharadas de azúcar. Cuando adquiera la consistencia de un puré espeso retirarlo del fuego.
  • Machacar en un mortero los granos de pimienta.
  • Poner en un cazo las dos cucharadas de aceite de oliva, y freír la cebolla que habremos cortado en cuadritos. Añadir la harina, y remover.
  • Echar el tomate frito, el brandy, la pimienta y un poco del caldo de cocer los mejillones. Probar por si hay que rectificar algo.
  • Dejar cocer de 10 a 15 minutos hasta que veamos que va espesando.
  • Pasar por un chino, un colador o un pasapurés para que quede muy fina. Volver a ponerla en el cazo, echar los mejillones —que ya tendremos sin sus conchas— y dejar unos minutos para que cojan el sabor de la salsa. Separar los mejillones de la salsa ya que ésta se servirá aparte.
  • Lavar los calabacines y secarlos, quitarles el rabo y cortarlos en finas lonchas longitudinalmente ayudándonos de una mandolina o un cuchillo muy afilado.
  • Poner en una sartén antiadherente una pizca de aceite y pasar las láminas de calabacín unos 15 segundos, lo justo para que se hagan al dente.
  • Montaje del plato
    • Poner en un bol pequeño las láminas de calabacín en estrella cubriendo toda la superficie.
    • Poner los mejillones dentro y cerrar los paquetes.
    • Calentar la salsa y poner una cucharada colmada en el plato de presentación, en el sitio donde queramos poner nuestro pastel de calabacín y mejillón.
    • Volcar el bol con cuidado encima de una espátula, y depositarlo encima de la salsa. Servir templado.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *